viernes, 14 de octubre de 2016

2º PARTE


¿Dónde lo habíamos dejado?
¡AH! Ya me acuerdo, la misteriosa mujer se desmayó, pero nadie quería ayudarla.
Mientras tanto, una chica pensaba al ver tal comportamiento por parte de sus compañeros de trabajo........


-¿Es que no tienen corazón?
¿No ven que está embarazada?
Si ellos no están dispuestos a ayudarla, yo sí y a quien no le guste que se aguante.


Pero no tuvo el coraje de decírselo a la cara.
Cargó a la inconsciente mujer y la recostó en un árbol que estaba cerca del río e intentó despertarla arrojándole agua en la cara.La madre no tardó en abrir los ojos.


Resultado de imagen de mujer desmayada dibujo-¿Dónde estoy?-preguntó un poco confundida y a la vez que aturdida.


-Tranquilícese, está en un lugar seguro.   


-A todo esto, ¿qué hacía una mujer embarazada como usted sola en la calle?¿no sabe que es peligroso rondar a estas horas? - continuó preguntando sin darse cuenta de la grave herida que tenía la extraña mujer en el hombro.


Ésta se quedó un poco pensativa y luego le pidió algo con el cual podía escribir.


-Lo siento, pero no tengo.Una persona de mi clase no sabe ni leer ni escribir-dijo la chica un poco avergonzada.     


De pronto la mujer empieza a gritar, ya era la hora del parto.


-¡Por favor no me diga que este es su último mes!¿Qué hago?¡Esto no puede estar pasando!- decía la muchacha a la vez que andaba en círculos sobre la arena. 


-¡Espere, iré a por ayuda!


Rápidamente se dirigió a la entrada, allí seguían los tres sirvientes.La chica no tenía más opción que suplicarles de rodillas que salvaran a la pobre mujer.No obstante, rechazaron diciéndole.


-¡Es tu problema!No queremos tener conflictos con los señores por tu culpa.


-Ya sabes que no les gusta que dejemos entrar a nadie sin su consentimiento.


Al escuchar esas palabras, bajó la cabeza y corrió de vuelta a donde estaba la mujer embarazada.


Ya no podía esperar más tiempo,  si tardaba un segundo más, tanto la madre como el bebé podrían morir.



CONTINUARÁ.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario