sábado, 3 de diciembre de 2016

8º PARTE

Siento no haber publicado ayer la nueva entrada.
Surgieron inconvenientes con el ordenador por lo que no pude utilizarlo hasta hoy.

No fue un camino corto, pero era mucho mejor ir montada que recorrerlo andando.
A lo largo de su recorrido se toparon con varios obstáculo; como tener que cruzar con la carroza por un puente , lo cual resultaba muy peligroso. 
Resultado de imagen de bandidos en un bosqueTambién se encontraron con unos bandidos en lo profundo del bosque, por un momento se quedaron petrificadas por el susto, no obstante agarraron las riendas fuertemente y salieron rápidamente por lo que los hombres no pudieron seguir su ritmo.

- ¡Dios, qué miedo! - exclamó la muchacha intentando recuperar el aliento.

- Sí, por poco y no lo contamos - asintió la mujer.

A pesar de lo que acababa de pasarles , de pronto empezaron a reírse como si nada hubiera ocurrido.

- ¿De dónde sacó tanta coraje? - preguntó Mei Lan - Yo no hubiera sido capaz de moverme, y mucho menos de pensar en aquella situación bajo tanta presión.   

- Hija, a mí no me da miedo morirme, ya soy mayor y he vivido lo que tenía que vivir. - dijo la madre. - Pero cuando pienso que mis hijos solo me tienen a mí en este mundo, ésto me impide rendirme con facilidad. - continuó hablando con ojos mirando a la nada.

Y aunque la chica no entendía muy bien lo que quería decir, sintió un poco de envidia de los hijos de aquella amable mujer.
Los envidiaba de tener una madre que les quería tanto, por el contrario ella estaba sola y creía que su madre la había abandonado porque no quería tener nada que ver con ella.

Resultado de imagen de ojos con lagrimasPor un momento sus ojos empezaron a brillar a causa de las lágrimas, pero se contuvo.

El ambiente empezaba a ser nostálgico ya que tras dichas palabras nadie pronunció palabra alguna y siguieron desplazándose.